11 Abr

El puerto de Rotterdam estrena «bosque flotante»

La idea de plantar un bosque en medio del mar parece, cuanto menos, atrevida; carece de sentido si se tiene en cuenta que los árboles necesitan agua dulce para sobrevivir.

No obstante, con la progresiva subida del nivel del mar a nivel global, a los artífices de la iniciativa no les ha parecido mala idea pensar en esa imagen como una estampa de un futuro lejano, pero no por ello imposible.

Holanda es un país que, durante décadas, ha hecho del control de las mareas un arte. Buena parte de su territorio se encuentra bajo el nivel del mar y el Plan Delta, una gigantesca obra de ingeniería levantada a base de diques y esclusas, protege al país de inundaciones en temporadas de tormentas.

La idea original nació en la mente de Jorge Bakker, que en 2011 creó “En búsqueda del hábito”, una obra de arte que contenía varios árboles en miniatura que flotaban en un tanque de agua y buscaba que los habitantes de las ciudades reflexionaran sobre su relación con la naturaleza.

La previsión de los organizadores es que los árboles estén cinco años en el puerto de Rotterdam. Quién sabe si, en un futuro, el “bosque flotante” trasciende los límites del arte y se convierte en un plan que estudiar de cara a reducir las consecuencias del cambio climático.

Fuente:EFE

related posts