23 Ago

Aste Nagusia arroja toneladas de residuos a la ría

En Aste Nagusia aumenta radicalmente la actividad a los márgenes de la ría por lo que muchos residuos que se generan durante las fiestas, la mayoría plásticos, van a parar al agua. Por este motivo durante estos día el servicio de limpieza de la ría se refuerza.
En 2016 se recogieron seis toneladas de residuos mientras que este año se está retirando casi una tonelada cada jornada.

Las dos embarcaciones del servicio recorren la ría, desde el Museo Marítimo al puente de San Antón, dos veces al día: la primera nada más salir el sol y luego por la tarde, aunque para su trabajo dependen mucho de las mareas. “Cuando la marea está baja los residuos se quedan acumulados en los muelles y no se pueden recoger”, explica Edu García, uno de los seis operarios.

 

Inicios

El servicio se puso en marcha en 2009, como experiencia piloto, ante la gran cantidad de residuos que terminaban en la ría en Aste Nagusia. En aquellos primeros 19 días se recogieron 3,6 toneladas de residuos, aun con medios escasos. Año tras año, el servicio se ha ido ampliando y en el último contrato que acaba de adjudicar el Ayuntamiento se incrementarán los días de trabajo hasta las cinco jornadas a la semana durante todo el año. Pero Aste Nagusia sigue siendo una semana especial, los días en los que más residuos se generan: en 2010 y 2011 se llegaron a alcanzar las diez toneladas y, aunque desde 2014 ha habido un pequeño repunte, las seis toneladas actuales están muy lejos de aquellas cifras.

“Desde que se empezaron a usar vasos reciclables en el recinto festivo se ha notado una disminución importante. Y creo que las personas cada vez tienen una actitud más cívica y son conscientes de que la ría no puede ser un vertedero”, considera Barco.

Y no será un vertedero, pero lo cierto es que la cantidad de residuos que llegan hasta el agua impresiona. “Menos mal que el otro día pasamos porque las comparsas no hubieran visto el balón durante el partido de waterpolo”, asegura Edu García.

Recogida selectiva

La mayoría, un 90%, son plásticos: vasos, katxis, botellas, bolsas… La gran cesta de la barca se reserva para ellos pero también llevan a bordo otro contenedor para el cristal. Cada residuo se recoge selectivamente y se lleva a un gestor adecuado.

Descargan en los pantalanes, con la ayuda de un camión-grúa que eleva la cesta. Lo hacen al menos una vez por turno y las cuentas son fáciles: 250 kilos por cesta, cuatro descargas al día, casi una tonelada por jornada.

La mayor parte de la basura se acumula en las inmediaciones de El Arenal, como la zona de las txosnas y Pío Baroja;las mareas provocan también que muchos residuos se amontonen en los remansos que crean las curvas de la ría, por ejemplo justo antes del Puente del Ayuntamiento. En este punto, se coloca durante las fiestas una barrera de contención donde, con las corrientes, se acumulan residuos que, posteriormente, son más fáciles de recoger.

Fuente: Deia

Eventos, Residuos

0 Comment

related posts