28 Feb

El Oktoberfest de Múnich apuesta por la sostenibilidad

El #wasteinprogress – Fórum Internacional de Gestión de Residuos se celebró la semana pasada tras superar todas las previsiones de público y de contenido del espacio Workshop, la novedad de esta segunda edición. La fiesta de la cerveza de Múnich, la Oktoberfest, ha sido la estrella de la clausura del  “Wasteinprogress’ como modelo de gestión de los residuos que genera una cita de 6,2 millones de visitantes durante los 18 días de celebración del evento.

El Fórum, que es único a escala mundial, ha alcanzado con esta segunda edición los retos propuestos en la primera edición: “mantener la calidad de las ponencias y del conocimiento por parte de los asistentes, que este año han sido unos 350 cada jornada”. Entre los participantes ha habido una gran parte de responsables de empresas del sector del turismo –un 15%– aunque principalmente el público proviene de administraciones públicas, generalmente de zonas turísticas.

Uno de los modelos presentados en la última jornada del congreso fue el del festival Oktoberfest de Múnich. La doctora Urusla Triebswetter, coordinadora de economía sostenible del departamento de trabajo y desarrollo económico de la ciudad alemana, explicó cómo han convertido una de sus fiestas más populares  en un ejemplo de sostenibilidad. Durante el Oktoberfest, el ayuntamiento se encarga de gestionar los residuos de las carpas para asegurarse que la recogida selectiva se cumple estrictamente. Solo las 16 carpas principales se gestionan los residuos ellos mismos. Paralelamente, fuera del recinto ferial se prohíbe el vidrio y se establece un sistema en el que recompensa económicamente a los ciudadanos que devuelven sus envases de plástico. De esta forma el Oktoberfest ha conseguido reducir los residuos totales en un 50% y ha conseguido, según Triebswetter, una recogida selectiva del 90%.

 

Fuente: EFE.

 

related posts