10 Nov

Central Lechera Asturiana lanza la primera botella cero emisiones netas del mercado con el certificado de AENOR Envase Carbono Neutro.

La marca láctea ha calculado la huella de carbono del envase con un alcance de “cuna a puerta”, contabilizando todos los elementos primarios, secundarios y terciarios que lo componen, bajo el estándar GHG Protocol de Producto.

Huella de Carbono de producto

Envase Carbono Neutro - Central Lechera Asturiana

Central Lechera Asturiana, con el apoyo técnico de Grunver Sostenibilidad, ha llevado a cabo la medición de la huella de carbono con el alcance “de la cuna a la puerta”, que comprende desde la extracción de las materias primas que forman el envase hasta el momento que este abandona la fábrica. Posteriormente, este cálculo ha permitido a la marca actuar mediante la compensación de emisiones que no han podido evitarse, para las cuales se ha planteado un plan de gestión de carbono orientado a la reducción de las mismas.

Entre estas, destacan:

  • Identificación anual del impacto en el cambio climático, mediante el cálculo de la huella de carbono de la organización.
  • Implantación de un modelo energético y ambiental basado en la prevención de la contaminación y la optimización de consumos de recursos integrados en la gestión general
  • Fomentar e implementar el ecodiseño en los productos y procesos.

De esta forma, la marca mantiene su apuesta por el cuidado y respeto con el medio ambiente, trabajando en estrategias eficientes y de ecodiseño, para la consecución de envases formados de materiales más sostenibles.

Compromiso medioambiental

La compañía láctea quiere ser parte de la solución necesaria para recuperar la salud del planeta. Para ello se han comprometido con el objetivo de alcanzar la neutralidad en carbono en la cadena de valor, desde sus ganaderías hasta que sus productos sean consumidos con el mínimo desperdicio y los envases transformados en nuevos materiales.

Para alcanzar este objetivo basan su gestión en el modelo de economía circular siendo la primera empresa española en contar con una “Estrategia de Economía Circular” certificada por AENOR.

Incorporan la sostenibilidad a lo largo de su cadena de valor como uno de los pilares básicos de futuro en su desarrollo empresarial, comprometiéndose a optimizar la productividad minimizando los impactos sobre el entorno y las personas y dando respuesta a las necesidades de todos sus grupos de interés. A lo largo de los años han realizado múltiples proyectos para reducir y optimizar el consumo de agua, el consumo de combustibles, el consumo de energía eléctrica, así como reducir los impactos ambientales de su cadena. Estos proyectos han contribuido a que sean la primera empresa alimentaria neutra en carbono en sus emisiones directas (1+2) certificada según las PAS 2060 en todas sus fábricas.

related posts

Comments

Comments are closed.